Compartir ésta página por correo:
 
 
CLÍNICA
Tel. (951) 518-6658
Oaxaca, México

OFICINA Y ESCUELA DE TERAPIA
Tel. (951) 133-0005
Oaxaca, México
 
EL SISTEMA AUDITIVO

El sistema auditivo es el sentido sensorial que percibe las vibraciones que se encuentran en el ambiente y las transforma en sonido. Nos brinda la oportunidad de establecer vínculos de comunicación con nuestro alrededor y nos ayuda a encontrarnos a salvo en situaciones de adversidad.

¿Y cómo son las vibraciones?

Cuando un objeto vibra causa movimiento en las partículas del aire. Estas partículas chocan con las partículas que se encuentran al lado y éstas a su vez, chocan con las siguientes cercanas, haciéndolas también vibrar. A este movimiento se le llama Ondas Sonoras, las cuales continúan en movimiento hasta que se agota la energía que las hacia mover. Si tú te encuentras cerca de una cadena de vibraciones como la que mencionamos, escucharas el sonido a través de tu oído. Cuando las vibraciones son rápidas, escuchas una nota alta. Cuando las vibraciones son lentas, escuchas una nota baja.

¿Y cómo transforma nuestro oído las vibraciones en sonido?

El oído es un órgano que aún cuando es pequeñito, la complejidad de su funcionamiento es extraordinaria. Para poder entender un poco más sobre él te explicamos un poco sobre como es:

El oído se divide en tres partes diferentes: el oído externo, el oído medio y el oído interno. Estas tres partes trabajan conjuntamente para que tú puedas oír y procesar sonidos. El oído externo, o pabellón auditivo (la parte visible del oído), capta las ondas sonoras (es por esta razón que nuestras orejas tienen la forma de una antena receptora).  Posteriormente viajan a través del conducto auditivo, llevándolas hacia el oído medio donde se encuentra el tímpano y tres huesecillos; el martillo, yunque y el estribo (el cual es el hueso más pequeñito de nuestro cuerpo), los tres trabajan en conjunto amplificando las ondas sonoras, llevándolas al oído interno donde ocurre la transformación de las ondas en impulsos eléctricos, llegando a la cóclea donde se encuentra un líquido que es movido por las ondas sonoras y este movimiento es capturado por las células sensoriales que envían impulsos al cerebro.